William Faulkner – Una rosa para Emily

una-rosa-para-emily-william-faulkner_MLU-F-2921820396_072012Una rosa para Emily es una narración escrita por William Faulkner y publicada por primera vez el 30 de abril de 1930. La obra está compuesta de cinco capítulos y se utiliza en ella la técnica del folletín.

En los capítulos se presentan dos hechos importantes. Uno al principio y otro al final del capítulo. El objetivo de terminar con un hecho nuclear es dejar en el lector cierta curiosidad o expectativa que lo lleve a leer el siguiente capítulo. El cuento está narrado en primera persona del plural y representa la voz del pueblo que da su opinión; es un narrado infrasciente. Existen muy pocos diálogos, solamente tres. El tema principal es el ocultamiento del crimen que hace el personaje por falta de salud mental. El tema principal es el tiempo.

Advertisements

Samuel Beckett – Esperando a Godot

Teatro-Esperando a Godot-2Esperando a Godot, a veces subtitulada Tragicomedia en 2 actos, es una obra perteneciente al teatro del absurdo, escrita a finales de los años 40 por Samuel Beckett y publicada en 1952 por Éditions de Minuit. Beckett escribió la obra originalmente en francés, su segunda lengua. La traducción al inglés fue realizada por el mismo Beckett y publicada en 1955. La obra se divide en dos actos, y en ambos aparecen dos vagabundos llamados Vladimir y Estragon que esperan en vano junto a un camino a un tal Godot, con quien (quizás) tienen alguna cita. El público nunca llega a saber quién es Godot, o qué tipo de asunto han de tratar con él. En cada acto, aparecen el cruel Pozzo y su esclavo Lucky seguidos de un muchacho que hace llegar el mensaje a Vladimir y Estragon de que Godot no vendrá hoy, “pero mañana seguro que sí”.

Esta trama, que intencionalmente no tiene ningún hecho relevante y es altamente repetitiva, simboliza el tedio y la carencia de significado de la vida humana, tema recurrente del existencialismo. Una interpretación extendida del misteriosamente ausente Godot es que representa a Dios, aunque Beckett siempre negó esto. Como nombre propio, Godot puede ser un derivado de diferentes verbos franceses. Beckett afirmó que derivaba de godillot, que en jerga francesa significa bota. El título podría entonces sugerir que los personajes están “esperando a la bota”.

Virginia Woolf – Street haunting: a London adventure

street hauntngEn esta historia de Virginia Woolf ella escribió sobre una visión y la iluminación sobre la naturaleza del “yo”. Ella explora la cuestión de cómo la gente puede sentirse “en dos lugares al mismo tiempo”, “que es el verdadero yo”, y explica por qué se puede hacer para remediar el cuestionamiento a través de los ojos de un personaje, probablemente (con fines metafóricos) un autor, cruzando Londres para comprar un lápiz. Inclinado por la noche se quita la, conocida, máscara-yo social que sus amigos la conocen por andar disfrazada en el anonimato, para explorar, tal vez incluso divertirse fuera de casa, y como si se necesita una razón para “disfrutar de la mayor placer de la vida de la ciudad en invierno “(8), ella misma se entrega con el pretexto de que el lápiz está necesitado. En el instante en que sale de la puerta el narrador comienza un viaje que le llevará a través de consultas, auto-análisis y, finalmente, la última realización – la verdadera naturaleza del yo. Woolf pone muchos personajes contrastantes, enanos, hombres ciegos, esposos discutiendo, etc. A lo largo del camino para ilustrar cómo numerosas dicotomías son, cómo, después de años de exposición, inconscientemente aprendemos a ver las cosas como oposición, y cómo podría ser malo para la nosotros. Al final, el autor se reprimió sus deseos, todo con la comprensión, e hizo pacíficos de la compra. El narrador nos lleva por el camino de descubrir que el yo es una síntesis de las fuerzas de oposición.

Simone de Beauvoir – La Mujer Rota

La mujer rotaLa mujer rota es el título de un libro que reúne tres cuentos (‘La mujer rota’, ‘La edad de la discreción’ y ‘Monólogo’) con un hilo conductor común: la presencia en ellos como protagonista de tres mujeres víctimas de las relaciones con sus parejas, pero unas víctimas que no siempre son conscientes de su condición de tales o que se descubren como tales de un modo inesperado. El amor las conduce a una actitud abnegada que desemboca tarde o temprano en la insatisfacción y en el aislamiento.

Nuestros tiempos son otros, pero la diferente situación actual de la mujer en la sociedad no ha cambiado un estado de cosas que Simone de Beauvoir supo percibir muy tempranamente y logró describir de un modo realmente impactante, mediante tres relatos narrativamente muy distintos entre sí.

Albert Camus – La Mujer Adultera

Albert-camusLa mujer adultera que es la principal en el caso de un análisis detallado, creado en 1957, es una colección de seis cuentos. El hilo conductor sigue un mismo propósito ético y estético, la fraternidad humana, el sentido de la existencia, y la añoranza de un universo moral que nos proteja del destructivismo ético y social.

Los personajes de los relatos viven diversos tipos de exilio, desde el extrañamiento físico y social (El renegado o un espíritu confuso, El huésped, La piedra que crece) hasta ese exilio personal o interior que evidencia mejor lo absurdo de la condición humana.

Estas obras de ficción cubren toda la variedad desde el existencialismo, o absurdísimo, como Camus mismo insistió se llamara a sus ideas filosóficas. La manifestación más clara de los ideales de Camus se pueden encontrar en el cuento “La Pierre qui pousse”. Esta historia protagonizada por D’Arrast, que puede ser visto como un héroe positivo en oposición a Meursault en El extranjero. Él activamente forma su vida y se sacrifica a sí mismo con el fin de ayudar a un amigo, en lugar de permanecer pasivo. La calidad moral de sus acciones se intensifica por el hecho de que D’Arrast posee profundo conocimiento de lo absurdo del mundo, pero, no obstante, actúa moralmente (no muy diferente del personaje principal en “La peste”.

Albert Camus – El huésped

El huespedAquí Camus, primero, sobrecoge al lector situándolo en el más inhóspito paraje; tan frío en la noche como la ventisca nevosa y tan ardiente en el día como la canícula en el desierto. Luego lo gratifica con la calidez del maestro Daru, ese pobre sin más fortuna que un elemental mobiliario y sin más dominio que un salón de clase para niños, pero rico en honestidad y buenos sentimientos. Ante Daru llega Balducci, el gendarme, llevando atado de manos a un árabe acusado de asesinato, y le comunica que, por orden superior, deberá hacerse cargo del prisionero para trasladarlo al día siguiente a población vecina donde será castigado.

Thomas Mann – Tristan

TristanTristán fue un héroe del folklore de Cornualles y uno de los caballeros de la Mesa Redonda, protagonista de una célebre leyenda medieval, la historia de «Tristán e Isolda». Existen diferentes versiones incompletas de esta leyenda, cuya acción se sitúa en los países celtas en la época de las cruzadas y, narra las hazañas de un héroe que comete una grave traición contra su señor, llevado por el amor que siente por la esposa de éste.

Tristán era sobrino del rey Mark de Cornualles, ante el cual se comprometió a traer a la princesa irlandesa Isolda para que ésta se desposase con el rey. Sin embargo, tras beber por accidente un filtro amoroso, ambos se enamoraron en el camino y Tristán traicionó a su señor, incapaz de resistir la pasión.